Ver búsqueda de navegación

Navegación

Buscar

El ejercicio del Viacrucis de la mano de san Juan de Ávila

Preparándonos para celebrar la Pascua del Señor, el piadoso ejercicio del Vía crucis nos ayudará a adentrarnos con espíritu contemplativo en el drama que llevó a Jesús a la muerte con el fin de obtenernos la salvación.

Al recorrer estas 14 estaciones, pongamos en ellas también nuestra realidad personal. Todos, al rezar este Vía crucis, vamos a ir formando la gran cruz que Jesús llevará hasta el final sobre sus hombros por nosotros. En esa cruz nos lleva a cada uno, a ti y a mí; tus pecados y los míos. En nuestro Vía Crucis, cada uno abrazará esa cruz, la llevará como Jesús. Éste será el gesto por el que aceptamos ser salvados: caminando al lado de Jesús, tenemos más oportunidades y más posibilidades de poder llegar hasta el Monte Gólgota.

Son las palabras del Santo Maestro y Apóstol de Andalucía las que ilustran las estampas evangélicas de las estaciones de este santo Vía crucis.

El texto que sigue está tomado del Viacrucis del Cabildo Catedral de Jaén para la Cuaresma del año 2012.

 

Descargar texto completo en pdf